content top
Flexibilidad para moldear su Data Centre como lo desee

Flexibilidad para moldear su Data Centre como lo desee

cdnp_012058-300x211En su reciente libro Tubos: De cómo seguí un cable estropeado y descubrí las interioridades de Internet, el periodista Andrew Blum describe la rápida proliferación de gigantescos Data Centres ubicados en lugares distantes y remotos. “Si los Data Centres antes tenían el aspecto de un armario, hoy parecen auténticas ciudades”, escribe Andrew Blum. Esta frase refleja claramente la idea, muy extendida, de que un Data Centre es algo grande, costoso y que consume una extraordinaria cantidad de energía.

Pero el mundo está cambiando. Obviamente, corporaciones del tamaño de Google, Amazon o Facebook, cuya mera existencia depende de Internet, requieren de instalaciones que solo se pueden ubicar donde haya espacio disponible a bajo precio; pero la mayoría de las empresas no necesitan construir “ciudades de datos”. De hecho, lo que más necesitan es flexibilidad.

La decisión de invertir en capacidad de Data Centre no es fácil de tomar, especialmente con la situación económica actual. ¿Cuánto espacio se necesita? ¿Cuántos servidores? ¿Qué infraestructura de alimentación y refrigeración será necesaria? Si no invierte lo suficiente, ¿tendrá problemas cuando haya picos de demanda? Si, por el contrario, su inversión es excesiva, ¿acabará pagando por mantener el Data Centre en funcionamiento sin sacar beneficio alguno de la inversión?

Estas preguntas no se las hacen solo los CIO de grandes empresas. Al contrario, son problemas a los que se enfrentan empresas de todos los tipos y tamaños. Lo que desde luego es indudable es que un Data Centre no es algo reservado a las grandes empresas: gracias a los nuevos enfoques de diseño y servicios de los Data Centres, incluso las empresas más pequeñas pueden empezar a considerar la adquisición de capacidad propia.

Por eso resulta tan oportuna la introducción de la próxima generación de Data Centres ftec de Colt. Estos nuevos Data Centres utilizan innovadoras tecnologías flexibles, como Colt Spaceflex y Colt Coolflex, para ofrecer a las empresas la garantía de que disfrutarán de una solución rentable, flexible y a prueba de obsolescencia para sus datos.

Un aspecto fundamental de la oferta de Data Centres con tecnología ftec es que otorga a las empresas la habilidad de ampliar su capacidad cuando la necesitan y de reducirla cuando no la necesitan. Y lo que es más importante: esto se consigue sin necesidad de parar nada, por lo que no se incurre en costosos períodos de inactividad. Las aplicaciones siguen en funcionamiento y los datos continúan siendo productivos en todo momento. Es decir, usted logra la máxima eficacia (y rentabilidad) de su inversión de capital, además de minimizar sus gastos operativos, aprovechar al máximo el espacio y optimizar el uso de la alimentación y la refrigeración.

De esta forma, las empresas pueden financiar la capacidad del Data Centre. Si no necesita tener un Data Centre en su sede, puede acceder a esta tecnología a través de una sede operada por Colt basándose en un modelo OPEX.

Es un enfoque flexible que permite adaptar la explotación de sus datos de forma rentable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *